Asociación Republicana Irunesa
"Nicolás Guerendiain"
Defensa de los valores republicanos y la recuperación de la memoria histórica

Manifestación contra la Cumbre de Competitividad de la UE. 07/02/2010

La Asociación Republicana Irunesa "Nicolás Guerendiain" se ha adherido y ha participado en la manifestación contra la Cumbre de Competitividad de la UE que se celebra durante los días 7, 8 y 9 de febrero en Donostia.

Cartel de la manifestación

Texto leído al término de la manifestación

En primer lugar, queremos denunciar la forma anómala de publicidad que ha tenido la convocatoria para la cumbre europea de Donostia, que se ha querido ocultar a la sociedad hasta el último momento; este hecho responde a un intento de entorpecer cualquier acto de protesta, para intentar dar una imagen de "normalidad" ante el mundo en torno a un pais que vive un conflicto político, como es Euskal Herria.

La UE ha demostrado ser un entramado institucional antidemocrático, que niega el derecho a decidir de los pueblos de Europa y a su clase trabajadora, al servicio de los intereses de las multinacionales y de las élites de los estados miembros; sirva de ejemplo la orientación economicista y contraria a los derechoa sociales básicos del Tratado de Lisboa, aprobado sin consultar a la ciudadanía (salvo en Irlanda, por imperativo legal).

Para servir a dichos intereses, la UE no duda en rebajar las condiciones laborales y en facilitar los despidos y la destrucción de empleo, como demuestra la doctrina de la "flexiseguridad"; igualmente, defiende con todo su aparato diplomático las estrategias comerciales y empresariales abusivas de las empresas europeas en países del Sur. Las organizaciones firmantes rechazan las presiones a las que la UE somete a terceros países para que firmen los tratados comerciales, mal llamados "Acuerdos de Asociación". Son una forma de "neocolonialismo" y de expolio, tanto de la naturaleza como de las poblaciones del Sur.

En paralelo a este apoyo explícito a los intereses de las élites, se produce una desprotección premeditada de las ciudadanas y ciudadanos europeos. Las organizaciones firmantes denuncian, una vez más el desmantelamiento y la privatización de los servicios públicos promovida por la Comisión Europea. Los servicios públicos no deberían ser negocios, sino derechos básicos de las personas.

También es reprobable la política de la UE sobre las fronteras. Con distintas directivas aprobadas se pretende hacer de la UE una fortaleza donde el dinero y los bienes puedan moverse libremente, mientras que a las personas migrantes se les ponen barreras que violan los derechos humanos. Manifestamos nuestra especial repulsa ente la Directiva de Retorno, rebautizada como "de la Vergüenza" .

Igualmente, el discurso ambientalista de la UE no deja de ser papel mojado que se queda en nada, o muy poco, a la hora de tomar medidas concretas; una vez más, los beneficios del capital están por encima de los derechos de los pueblos, las personas y el resto de seres vivos. El reciente fracaso de la Cumbre de Copenhague, en un momento crítico para el futuro de la humanidad, es otra pueba de ello.

Al ser una estructura creada con el objetivo de fortalecer las economías capitalistas y de mejorar la competitividad, como bien reflejan la estrategia "Europa Global compitiendo en el mundo" o la "Directiva Blkestein", todas las políticas europeas en materia de transportes, de agricultura, de finanzas, de educación...se supeditan al objetivo económico y se concretan en un mayor expolio de medioambiente. Denunciamos que la UE es insostenible social y ambientalmente.

Del mismo modo, La UE ha demostrado ser un proyecto construido desde los Estados y para los Estados actualmente existentes, no tiene en consideración la participación activa de la ciudadanía y que su contrucción se hace en estrecha complicidad con el Capital y con los intereses empresariales. A su vez, esta UE sigue sin tener en cuenta las distintas realidades plurinacionales y de naciones sin Estado y sigue ajena, salvo cuando conviene a sus intereses geoestratégicos, a las reivindicaciones de reconocimiento y aplicación del derecho de autodeterminación.

Las organizaciones firmantes creemos en la solidaridad entre los pueblos, entre las distintas luchas y entre las personas; pòr ello os convocamos a las movilizaciones que se celebrarán en Donostia contra esta cumbre, los días 7, 8 y 9 de Febrero.

Así mismo, llamamos a los agentes políticos, sociales y sindicales de Euskal Herria para que se unan en respuesta a la también ocultada cumbre europea, que se celebrará en Iruñea en primavera.

CONTRA LA EUROPA DEL CAPITAL, LOS ESTADOS, LA CRISIS Y LA GUERRA, REPARTAMOS EL TRABAJO Y LA RIQUEZA.