BIDASOA (28/04/05)

El ateneo Kabigorri cierra las Jornadas Republicanas con 'Presos del silencio'

El documental sobre la esclavitud de la posguerra se proyecta a las 19.30 horas Ángel del Río impartirá la charla 'Recuperación de la Memoria Histórica'

IÑIGO MORONDO

IRÚN. DV. Kabigorri clausura esta tarde las Jornadas Republicanas que ha venido desarrollando a lo largo de abril. El pasado día 8, el ateneo inuguró la exposición que ha servido de marco al programa que, desde entonces, ha presentado cuatro conferencias, incluida la de hoy, y tres obras audiovisuales de carácter documental.

El último de esos tres trabajos cinematográficos, el que se proyecta esta tarde a partir de las 19.30 horas, pretende ser reflejo histórico de la situación a la que se vieron sometidos los presos republicanos en la posguerra. Bajo la dirección de los jóvenes Mariano Agudo y Eduardo Moreno, el documental traslada los testimonios de algunos de los 10.000 presos que, en condiciones de esclavitud, construyeron los 150 kilómetros del canal del Bajo Guadalquivir para convertir en cultivables 80.000 hectáreas de tierra esteril. Ellos y sus familias se convierten en los protagonistas de Presos del silencio.

Directores y protagonistas del documental, que fue premiado en el Festival de Cine de Sevilla. [CHEMA MOYA]

La memoria histórica

Uno de los asesores técnicos del proyecto audiovisual de Agudo y Moreno fue el antropólogo Ángel del Río. Responsable de Investigación de la Asociación Memoria Histórica y Justicia de Andalucía, del Río ha centrado su esfuerzo académico en el estudio de la obra del canal sobre la que escribió el volumen El canal de los presos (1940-1962). Trabajos forzados: de la represión política a la explotación económica, publicado por la editorial Crítica el pasado año.

Ángel del Río aseguraba que «en los últimos años, ha crecido el interés por estos temas impulsado por los nietos, que quieren recuperar la memoria de sus abuelos y no son deudores de los miedos de sus padres».El antropólogo insistía en denunciar que «junto a Austria, España es el único país que no ha hecho un ejercicio real de memoria histórica».

«Toda esa gente que vivió bajo el yugo del franquismo ha trasladado el valor democrático a nuestra sociedad», añadía del Río. «No debemos olvidar que la Segunda República es el ascendiente directo de la democracia actual, que no ha caído del cielo ni aparecido de la nada de la noche a la mañana».

«Por eso», entendía el erudito andaluz, «es importante que sepamos qué pasó en realidad durante el franquismo. En los colegios, el tramo entre los años 1931 y 1974 es sólo el 10% de lo que se estudia sobre el Siglo XX. Apenas se enseña nada de la República como antecedente del sistema actual, ni de una guerra tan sangrienta de la que se ha escrito tanto o más que de la segunda Guerra Mundial, ni de la dictadura; no se estudian los campos de concentración, los presos políticos; apenas se habla de los niños perdidos del franquismo, del esclavismo ni de las fosas comunes».

Existe una facción reticente a profundizar en la memoria histórica. «Que no recuerden si no quieren, pero tienen que entender que no se trata de reabrir las heridas sino de cerrarlas definitivamente reconociendo y agradeciendo el valor de toda una generación».